Integral - Sociedad de ahorro y Crédito

Testimonios reales

María Orellana

Corría el año 2005, cuando doña María Orellana se acercó a la sucursal de INTEGRAL en Zacatecoluca, con el firme propósito de ampliar su negocio de venta de antojitos, que años atrás había establecido en su casa de habitación, a una tienda de artículos de primera necesidad, en el departamento de La Paz.

Fue así como su puntualidad en los pagos, le permitió gozar de montos crediticios mayores al inicial y gracias a su espíritu emprendedor compró posteriormente un pick up, con el que además de atender su propio molino de nixtamal, también es utilizado por su esposo para realizar viajes, consiguiendo así, un ingreso adicional para la economía del hogar.

Doña María es un ejemplo para los microempresarios de todo el país, y especialmente de Zacatecoluca, quienes admiran de ella su esfuerzo y dedicación y sobre todo su desición de sacar adelante en los estudios a sus tres hijos, quienes orgullosamente y con justa razón dicen tener la mamá más trabajadora del mundo.